26/09/2017

El piano típicamente europeo

El sonido del piano “europeo” en contraposición al piano asiático

 Cuando hablamos del “piano europeo” en realidad, para ser mas exactos deberíamos de referirnos al piano alemán, que es el que mas y mejor lo representa. En que se caracteriza el tono de piano europeo? Creo que la palabra que mejor podría definir el sonido del piano alemán es la “sobriedad”. Tradicionalmente el timbre de este piano se ha identificado con un sonido de graves profundos y envolventes, con unos medios moderados y unos agudos muy suaves, lo que nos da ese tono particular que muchos lo han calificado como “cálido y romántico”.

Describir el tono o timbre de un piano con palabras es difícil y siempre subjetivo, lo mejor naturalmente es oírlo. Un ejemplo claro del sonido de estos pianos lo tenemos en las grabaciones de la casa discográfica Deutsche Grammophon, especialmente las realizadas hace no menos de 40 años, y si es posible oírlas en discos de vinilo. Ahí tenemos los Blüthner, Bechstein, Bösendorfer, Grotrian, August Förster y un largo etcétera, sonando en toda su gloria y esplendor.

Porqué una grabación realizada al menos hace 40 años? Pues porque el sonido de los pianos europeos ha ido cambiando con los años. Es una evidencia que al igual que los pianos asiáticos se han influenciado (sobre todo en la gama alta) por el sonido “europeo”, los pianos fabricados en este lado del mundo también han sido influenciados, en mi modesta opinión, en buena medida sobre todo por Yamaha, y hoy en día se hacen en general mas brillantes que hace digamos, 50 años.

Para ilustrar lo que estamos hablando, y como “un sonido vale mas que mil palabras” aquí tenemos una grabación de 1928 en un piano Blüthner (media cola) por el maestro Rubenstein, una joya.

 
Se ha “descafeinando” el sonido del piano típicamente alemán? Yo creo que sí, o mas bien se ha ido adaptando a los gustos globalizados del mercado. Si comparamos un piano alemán fabricado hoy en día con otro de mediados del ciclo anterior, en general podemos comprobar que los bajos profundos y envolventes siguen ciertamente estando ahí, pero los medios ya son algo menos moderados, y los agudos sin dejar de ser discretos, han ganado en prestancia y definición.

Con respecto a los pianos fabricados en Asia, una cosa que me ha llamado la atención y que he comprobado últimamente, es como algunas marcas de origen chino, incluso de gama baja, están entonando (armonizando) el sonido de sus pianos para adaptarse al gusto tradicional europeo, algunos lo hacen francamente bien, pero otros fracasan en el intento, porque la realidad es que ni suenan asiáticos ni europeos, sino algo imposible de definir. Marcas? por supuesto que no las daré, como decía aquel cura “se dice el pecado pero no el pecador”.

Una excepción al piano europeo la tenemos en Fazioli, la gran casa de pianos italiana, estas son las palabras de don Paulo Fazioli con respecto a sus pianos en comparación con los alemanes (cortesía de nuestro amigo Raül del foro de pianos):

“En los pianos tenemos diferentes tipos de sonoridad. Los instrumentos germánicos acostumbran a tener un sonido fuerte, grande, si lo queremos llamar así. El sonido que yo pienso es más mediterráneo, más del sur. Esto quiere decir no muy grueso, más claro y brillante. Estaría de alguna manera más cerca del Bel Canto, del sonido de la ópera italiana. Tiene también una gran variedad de dinámicas y nos permitir oír claramente las distintas voces, la polifonía.”

Opinión muy respetable, desde luego, pero que nosotros modestamente pensamos que son discutibles. Por cierto, hablando de Fazioli, cuando tengamos tiempo haremos una reseña sobre estos formidables pianos, quizás los mas caros del mercado hoy en día.

Copyright © Juan Olalla 2012 – Todos los derechos reservados

Tienes algo que decir o añadir sobre este artículo? tu opinión es muy valorada. Por favor, deja tus comentarios y/o sugerencias, gracias.

Comments

  1. Miguel Sansur Sakakini says:

    Preocupación temerosa nos causa la explosión asiática , no solo en instrumentos musicales. Toda la imposible gama de productos generales han revolusionado y convulsionado tanto en el consumo como en la limitada y, deficiente calidad en muchos casos y cosas. Plenamente compstro que el consumismo imparable tendrá en un futuro no tan lejano una transformación de retorno a los paises originarios.
    Cada país y sus propios nacionalismo históricos e irrenunciables comprender´´an la necesidad del retorno que anoté antes, o sea, el volver a fabricarlos bajo sus propian normativas y sus propios secretos técnicos para rescatarlos del simplecomercialismo.
    Pensemos que nos sucede cuando probamos un piano asiático, de tres o cuatro de los mismos ninguno se parece al otro en sonoridad: unos más metálicos y no hay polifonía; peor aún, la ternura y terciopelada cariciia melódica. Esto demuestra que se trata de una caja o un mueble de música que precisamente cubre en primera instancia un servicio comercial. Estoy convencido que la espectacularidad de los pianos de nombre uropeos persistirán en el futuro y posiblemente faltará siempre mayor producción que cubra las demandas de productos únicos e incomparables

    • Juan Olalla says:

      Hola Miguel,
      En mi modesta opinión, no hay que temer la explosión industrial y comercial asiática (de todas formas no valdría para nada) lo que hay que hacer es aprender las nuevas reglas de juego y adaptarse a ellas. Si la competencia que nos viene encima de Oriente es enorme, también lo son la cantidad de oportunidades y posibilidades de negocios que se abren. De poco nos vale lamentarnos, se acabó la siesta y mirar el mundo desde la optica de nuestro pequeño país. El futuro está en los emprendedores con visión, fuerza y adaptabilidad. El dicho es tan viejo como la historia, adaptarse o morir. Ese es el reto.

  2. Héctor says:

    Que tal Maestro Juan Olalla y amigos del foro, sin duda me apasionan tus publicaciones porque observan detalles que no están al alcance de algunos aficionados al piano en especial hablo de mi persona pues no compararía un sonido de un piano de hace 50 años al sonido actual, es decir me complico entre el metrónomo y la partitura que olvido esos detalles que sin duda son esenciales para un experto. Es dificil tener acceso a un excelente piano nuevo de dichas características por nuestro país (México) es fuerte el mercado asiático por estos rumbos y compite con precios bajos pero lo que hoy he aprendido es escuchar y escuchar y volver a escuchar estos pequeños detalles que hacen la diferencia. En fín, me encanta el espacio, sus temas son excelentes y sin duda como dijo Raul también esperaré el tema de los Fazioli.

    ¡¡¡¡Saludos a todos desde la tierra del Tequila, Guadalajara Jalisco México y graicas Maestro Juan Olalla, estamos en contacto!!!!!!
    Héctor.

  3. Muy buen artículo, Juan. A pesar de la dificultad que existía para describir el timbre o la entonación de un instrumento, tus explicaciones, como ya nos tienes acostumbrados, han resultado ser muy claras y didácticas. Y en el caso de que algún lector todavía albergue alguna duda, el archivo de audio la disipará.

    Es interesante conocer cómo la globalización también está afectando a los sonidos característicos de los pianos. Al fin y al cabo, la fabricación de estos instrumentos es un arte, y éste, como ha sucedido desde los albores de la Historia, siempre ha estado influenciado por otras culturas y corrientes estéticas.

    Esperaré con gran impaciencia tu reseña sobre los pianos Fazioli.

    Gracias por difundir tus conocimientos en la red. Un saludo,

    Raül