28/03/2017

Tocar el piano puede llevarle a la carcel

Muchacho ensayando en el pianoNunca lo hubiera creido posible, podría considerarse la profesión de pianista una actividad de alto riesto? Al parecer desde ahora sí, habéis oído la noticia? la vi ayer en el telediario y después leí los detalles en el periódico. Una joven pianista demandada por su vecina, la fiscal pide siete años y medio de cárcel.
Además y si eso no fuera suficiente, cuatro años de inhabilitación para ejercer su profesión de pianista, una multa de 10800 euros y una indemnización a pagar entre los tres acusados (la señorita pianista y sus padres) de 9900 euros. Es que nos estamos volviendo locos o es que este país ha perdido ya definitivamente la cordura?

La denunciante alega “una lesión psíquica consistente en un trastorno adaptativo con síntomas de ansiedad reactivo al estrés ambiental de tipo auditivo”¿¿!! Que querrá decir eso?

Mirando el tema con objetividad o al menos intentándolo, es comprensible las molestias que puedan causar en los vecinos las continuas repeticiones que los estudiantes tienen que realizar para sacar adelante sus cursos, pero llegar a estos extremos es demencial, que hay de los insoportables ruidos que tenemos que soportar a diario?.

Vivimos en un país muy ruidoso y poco considerado en lo que al ruido ambiental concierne, quienes por suerte o por desgracia vivimos en un núcleo de población más o menos numeroso lo sabemos de sobra. Por citar solo algunos ejemplos, que hay de  los servicios de limpieza municipales trabajando a cualquier hora de la noche, coches de la basura, jardineros con los temibles sopladores, las aceleraciones de las motos, los coches con la música a toda pastilla, las obras particulares o municipales, vecinos poco considerados con sus teles o radios a todo volumen, sirenas atronando en la noche….y un larguísimo etcétera. La cuenta es inacabable, en mi modesta opinión, para que este caso fuera racionalmente justificable, habría antes que ocuparse de todos los mencionados.

Bueno, todo esto viene a colación de que hoy en día este problema tiene fácil solución, y es instalar un sistema “Silent”, se trata de un mecanismo que se puede instalar en prácticamente cualquier piano, de pared o de cola y permite al pianista tocar su piano en silencio sin molestar a nadie. El precio del ingenio ya instalado es de unos 1300 euros, pero es algo que vale su peso en oro y que como podéis imaginar mejora en gran medida las relaciones vecinales.

En nuestra otra web dedicada a la afinación y reparación de pianos tenemos un artículo que habla es este Sistema Silent, esta es la web por si lo queréis leer: http://comoafinarpianos.com/el-sistema-silent/

Hasta pronto,
Juan

Copyright © Juan Olalla 2013 – Todos los derechos reservados

Como cuidar un piano

Unas cuantas reglas simples e ideas que todo el mundo puede aplicar y que ayudará en gran medida a mantener el buen estado de nuestro piano, así como incrementar su valor y vida útil.


LOS CUIDADOS BÁSICOS DE UN PIANO
Limpiando el muebleAlgo que en mayor o menor medida a todos nos interesa, pero que a menudo ya sea por negligencia u olvido no hacemos, es cuidar bien nuestro piano.  He visto excelentes pianos en un estado lamentable de abandono, simplemente porque sus dueños lo olvidaron en un rincón, pero también pianos con cien años de antiguedad en un estado impecable, casi como nuevos, la diferencia? pues simplemente proporcionarle un mínimo de atención y cuidados. Ya sea por la satisfación de tocar un piano en optimo estado de funcionamiento, o simplemente por mantener (y a veces aumentar su valor), vale la pena cuidarlo. Este artículo trata precisamente de eso, de la mejor forma de cuidar un piano, espero que te sirva de información y ayuda.

El inevitable florero encima del piano
Desde luego que el jarrón con flores queda precioso encima del colín, nadie lo discute, pero por favor quítelo de ahí, en su aparente inocencia puede ser letal para el piano. Si se derrama, (que tarde o temprano lo hará) arruinaremos la máquina, ya que el líquido se filtra dentro y empapa y oxida macillos, bisagras, fieltros, ejes y demás componentes del piano, vamos un verdadero desaguisado!. He visto muchos pianos arruinados o con graves desperfectos, precisamente por eso. Regla número uno; jarrones, tazas, vasos o cualquier cosa que contenga líquidos, mucho mejor mantenerlos a distancia prudencial del piano.

El piano en general, es un instrumento bastante mas duro de lo que a simple vista parece, como si no, puede aguantar una vida útil de mas de 50 años y miles y miles de horas de uso sin romperse. Sin embargo requiere unos mínimos cuidados, muchos de esos cuidados tienen mucho que ver con el sentido común, por ejemplo, una buena ubicación, no usar productos de limpieza agresivos, (sobre todo los que contienen amoniaco) no permitir a los sobrinitos cuando nos visitan saltar encima del teclado a modo de trampolín ni dejarles arrancar los martillos para jugar con ellos, etcétera, etcétera.


LA LIMPIEZA DEL
PIANO
La aplicación periódica de unos cuantos productos simples que se pueden comprar en cualquier tienda o supermercado es todo lo que necesitamos para mantener el aspecto exterior del piano como los chorros del oro.

El mueble
La parte exterior del piano puede ser tratada como cualquier otro mueble, no necesita cuidados específicos. Un limpiador abrillantador y repelente del polvo como es por ejemplo “Pronto” (o cualquier marca genérica) va muy bien. El producto se vierte en un paño o gamuza a ser posible de micro-fibra, (no verter el líquido limpiador directamente sobre la madera) y a continuación se aplica al mueble. Para terminar de abrillantar usar otro paño seco.

El teclado
Para limpiar el teclado lo más simple y lo mejor es usar agua tibia con unas gotas de jabón neutro, por ejemplo líquido lavavajillas “Mistol” o cualquier otro por el estilo. Humedecemos un paño y frotamos con cuidado. Para secar y abrillantar lo mejor es un paño de multifibra.

Los herrajes
O sea, bisagras, ruedas, pedales y cerraduras. En los pianos de calidad, normalmente estas partes son de bronce, en los pianos mas modestos son de hierro con un baño de color dorado. De cualquier forma, la mejor forma de limpiar esas partes es con un limpia-metales tipo “Sidol” o cualquier otro producto por el estilo


LA UBICACIÓN
El sitio donde coloquemos el piano es de suma importancia. Podríamos estar largo rato divagando y discutiendo en términos técnico-teóricos sobre cual es el grado exacto de humedad relativa del aire que mas conviene a un piano, cual es la temperatura correcta, que tipo de madera soporta mejor la sequedad ambiente o si es mejor comprar un piano con madera tropicalizada, etcétera, pero hay una norma mucho mas simple y sencilla a seguir, y es esta: Un piano está bien donde una persona está bien.

Quiere esto decir que un piano, al igual que cualquier persona soporta mal temperaturas demasiado altas o demasiado o bajas, luz solar directa, corrientes de aire, humedad muy alta o por el contrario la extrema sequedad. Estas condiciones, al igual que usted las evitaría para estar cómodo, también deberíamos evitarlas para el piano. Visto desde esa óptica, podríamos afirmar que el piano es un instrumento, por ponerlo de alguna forma, “humanizado”.

Al contrario de lo que generalmente se piensa, el peor enemigo del piano no es la humedad, sino la extrema sequedad. Estancias donde en invierno se usa mucha calefacción y se vuelven muy secas pueden causar un gran daño a los pianos. Por ejemplo, tablas armónicas rajadas o fisuradas, clavijas que no “agarran” debido a un clavijero reseco, ejes y bisagras dañadas y un largísimo etcétera. Tener siempre la precaución de alejar el piano de estufas o calefactores, y durante el día, si es posible abrir las ventanas un rato, para que se airee la habitación y el piano “respire”. El uso de plantas y vasijas que contengan líquido y humedezcan el ambiente también ayuda.

Cuando el peligro viene del lado contrario, o sea de un exceso de humedad, podemos usar saquitos anti-humedad que introducimos dentro del piano, teniendo el cuidado de reemplazarlos de vez en cuando, cuando ya se hayan hinchado y absorbido toda la humedad posible. En invierno encender una estufa (a prudente distancia del piano) durante un rato todos los días también es de gran ayuda. También existen unos artilugios que se introducen en el piano y se enchufan a la electricidad, y supuestamente sirven para atajar el problema de la humedad. Personalmente soy bastante escéptico sobre la efectividad de estos aparatos.

Para los que vivan en zonas de costa, una regla básica, nunca situar el piano en una habitación que de directamente al mar, invariablemente se va a oxidar, pues el salitre del mar hace estragos. Eso se nota fundamentalmente en el encordaje, que al oxidarse pierde sonoridad y además se hace mucho más frágil.

Consejos para los meses de verano
Se ha hablado mucho del temible efecto que un clima frió y húmedo puede tener en los pianos, pero poco o nada de como puede afectar el verano. Me estoy refiriendo en particular y sobre todo al aire acondicionado. La combinación, calor, sequedad y bruscos cambios de temperatura y humedad relativa del aire pueden ser muy perjudiciales para el piano, sobre todo en lo que respecta a la afinación. Los pianos que están ubicados en una habitación donde hay un aire acondicionado fuerte, se pueden afinar un día y al día siguiente estar totalmente desafinados. No acusen al afinador, por favor, que no es su culpa, aunque seguro que no le molestará volver a afinar el piano (si le pagan, claro).

Los cambios de temperatura y sobre todo de humedad relativa del aire pueden ser brutales, y se puede pasar de 20 grados (cuando está el aire funcionando) a 40 grados de temperatura en el espacio de unos pocos minutos. Pero el problema no es tanto el cambio brusco de temperatura como la notable diferencia de humedad relativa. El aire acondicionado  seca  muchísimo  el  ambiente y si el piano está ubicado en una zona donde la humedad  relativa del aire sea alta, las diferencias pueden ser muy grandes y pasar de un ambiente muy seco que podría llegar hasta del 30% (aire acondicionado funcionando) a un grado de humedad muy alto en el espacio de minutos (aire acondicionado apagado), y eso amigos es letal para el piano.

 

EL MANTENIMIENTO TÉCNICO
L
a afinación
Todos los pianos se desafinan, absolutamente todos, su calidad no tiene nada que ver en esto. Está aceptado de forma general que para mantener un piano en condiciones optimas de afinación es preciso  afinarlo por un especialista 2 veces por año, si es posible en los cambios de estación, o sea,  en invierno cuando empiece el frío y en verano cuando ya hayan entrado los primeros calores, esto es así porque los cambios de temperatura desafinan todos los pianos, y de lógica es mejor afinar una vez se haya producido el cambio de estación.

En mi observación, hay poquísimos pianos (ya se trate de profesionales o aficionados) que estén afinados de forma permanente. Aprender a afinar nuestro propio piano, al menos de forma elemental no es tan difícil ni caro, y puede ser la solución ideal para solventar la maldición que aflige a la mayoría de pianistas “Tener que tocar con un instrumento mas o menos desafinado la mayor parte del año”.  Visita nuestra web y aprende a afinar tu piano: www.comoafinarpianos.com

Regulación general
Algo a lo que  no se le da la suficiente importancia, y sin embargo es crucial para el buen funcionamiento y la durabilidad del piano es la regulación. Un piano que se use de forma moderada necesita una regulación general al menos cada tres o cuatro años. Cada una de las 88 notas del piano está controlada por un delicado mecanismo que hay que ajustar y equilibrar en su punto correcto cada equis tiempo, si lo hacemos de forma regular, disfrutaremos de un piano con una pulsación, equilibrado y sensibilidad siempre optimas. La regulación general también incluye el ajuste de los pedales y por supuesto el teclado, además de la entonación (pinchar macillos) de las notas que lo necesiten.

La entonación
Que es lo que comúnmente se conoce como pinchado de macillos. El piano con el tiempo va perdiendo su equilibrio tonal, o sea, que algunas teclas en particular pueden sonar excesivamente chillonas y otras demasiado apagadas. La forma de corregir este defecto es mediante la entonación. El trabajo debe ser realizado por un técnico competente ya que es una técnica bastante sutil y especializada.

Programa regular de mantenimiento
Un programa regular de mantenimiento es esencial para la durabilidad del piano y mantenerlo siempre en buen estado . Depende mucho del piano y del uso que le demos, pero como regla general deberíamos afinar dos veces al año (fundamental) o como mínimo una, y regularlo cada tres o cuatro,

 

ULTIMAS CONSIDERACIONES
Es tan caro y/o difícil mantener el piano en un buen estado permanente? No lo creo, y pienso que afinarlo dos veces al año y regularlo cada unos pocos, es dinero muy bien gastado, ya que aparte de las razones de índole económico-práctico como es mantener y acrecentar el valor de la inversión que supone comprar un piano, pocas cosas hay tan agradables para un pianista, ya sea aficionado o profesional como tocar en un instrumento perfectamente afinado y armonizado.

Un piano no es solamente un mero objeto decorativo, es algo vivo que respira por los poros de la madera de la que está hecho. Es delicado y exigente al mismo tiempo, no soporta ni el mal trato ni el olvido. Tiene sus días buenos y malos, y puede sonar estridente o dulce, según le plazca. Como cualquier ser vivo necesita sobre todo cariño y atenciones, si se lo damos, nos lo devolverá con creces, agradecido y dócil.

Copyright © Juan Olalla 2013 – Todos los derechos reservados

Para descargar este artículo como ebook pdf, pulsar aquí: pulsar aquí

Nota biográfica:
Juan Olalla es técnico afinador y reparador de pianos desde hace mas de 30 años, habiendo ejercido su actividad profesional sobre todo en España e Inglaterra. En la actualidad Juan compagina su labor como técnico de pianos con la enseñanza y divulgación de la técnica de afinar y reparar pianos, principalmente a través de las webs http://laguiadelpiano.com y http://comoafinarpianos.com.

Juan afina pianos de forma regular para personalidades tanto del clásico, el jazz y el pop. Entre sus clientes se encuentran artistas consagrados como Chucho y Bebo Valdez, Michel Camilo, Chano Domínguez, la soprano Monserrat Caballé, Barbara Hendriks, Ainhoa Arteta, el barítono Carlos Álvarez, el concertista Achucarro. También artistas del pop como Luz Casal, Diana Navarro, Rafael, Pasión Vega, Concha Buika, Diego Amador, Miguel Poveda, Jamie Cullum, Brian Adams, Omara Ortuondo, Club social Chan Chan y un larguísimo etcétera.

Bibliografía:
COMO AFINAR UN PIANO” (método de afinar piano)
COMO REPARAR UN PIANO” (método de reparación, regulación y entonación de piano)
COMPRAR UN PIANO” (libro guía que explora el mundo actual del piano)
NÚMEROS DE SERIE DE PIANO” (ebook y aplicación para móviles para saber la edad de un  piano)

 

Copyright © Juan Olalla 2013 – www.comoafinarpianos.com   www.laguiadelpiano.com

 

Los pianos no son para el verano

Quisiera hablaros en este artículo del efecto que la temporada estival tiene en los pianos. Unos consejos para cuidar y proteger vuestro valioso y querido piano en esta época del año.

piano en la playaSe ha hablado mucho del temible efecto que un clima frio y húmedo puede tener en los pianos, pero poco o nada de como puede afectar el verano. Me estoy refiriendo en particular y sobre todo al aire acondicionado. La combinación, calor, sequedad y bruscos cambios de temperatura y humedad relativa del aire pueden ser muy perjudiciales para el piano, sobre todo en lo que respecta a la afinación. Los pianos que están ubicados en una habitación donde hay un aire acondicionado fuerte, se pueden afinar un día y al día siguiente estar totalmente desafinados. No acusen al afinador, por favor, que no es su culpa, aunque seguro que no le molestará volver a afinar el piano (si le pagan, claro).

Referente a este tema os cuento una anécdota. No hace tanto tiempo existían unos famosos cursos de verano (esos cursos debido a la crisis se cancelaron), donde venían alumnos de muchas provincias de España y del extranjero para asistir a las clases magistrales que impartían músicos de renombre. En el centro existen unas 20 cabinas de estudio con sus respectivos pianos que obviamente había que afinar cada pocos días, ya que los pianos estaban funcionando de mañana a noche.

Todo iba bien hasta que un año la dirección del centro, velando por la comodidad de los alumnos tuvo la “feliz” idea de instalar aparatos de aire acondicionado en cada cabina. El resultado fue letal, los pianos se afinaban un día y al siguiente día ya estaban desafinados, desde luego, a nadie se le ocurrió asesorarse y preguntar a un profesional ni obviamente nadie admitió la metedura de pata, y por supuesto toda la responsabilidad del fiasco se la adjudicaron al afinador (vuestro seguro y sufrido servidor), a quien si no.

Los cambios de temperatura y sobre todo de humedad relativa del aire pueden ser brutales, y se puede pasar de 20 grados (cuando está el aire funcionando) a 40 grados de temperatura en el espacio de unos pocos minutos. Pero el problema no es tanto el cambio brusco de temperatura como la notable diferencia de humedad relativa. El aire acondicionado  seca  muchísimo  el  ambiente y si el piano

está ubicado en alguna ciudad con humedad relativa alta como podría ser Barcelona o Bilbao, por poner un ejemplo, las diferencias en humedad relativa pueden ser muy grandes y pasar de un ambiente muy seco (aire acondicionado funcionando) a un alto grado de humedad, cuando no lo está.

Otra de las cosas que observo y son muy perjudiciales, sobre todo en zonas turísticas, es sacar los pianos a las terrazas, como hacen algunos hoteles y restaurantes, por supuesto ahí se quedan hasta mediados o últimos de septiembre cuando cierran la terraza y los meten para adentro. Bonito es desde luego, el piano en el jardín, sonando en las noches cálidas y perfumadas de verano queda muy bien, pero desde un punto de vista fríamente técnico, el resultado es un deterioro general del piano, sobre todo oxidación general del encordado y partes metálicas entre otros elementos. He visto pianos nuevos y de buena calidad, que después de dos temporadas de verano estaban ya medio k.o. listos para volver a encordar.

Nuestro consejo sobre el tema del aire acondicionado es usarlo lo mínimo posible y cuando lo hagamos que sea discretamente, sin demasiados cambios de temperatura, además colocar algunas plantas o cosas que contenga agua para contrarrestar el efecto de la extrema sequedad. La humedad relativa del aire debería estar siempre situada entre los 40 y 70 grados de humedad.


Espero que estos consejos sean de utilidad y os ayuden a conservar vuestro queridísimo piano en las mejores condiciones posibles.

copyright © Juan Olalla 2013 – Todos los derechos reservados – All rights reserved

Tienes algo que decir o comentar, alguna crítica, objeción o sugerencia? tus opiniones y comentarios son siempre muy apreciados, ya que nos ayuda a mantenernos actualizados y suponen una excelente fuente de información imparcial para todo el mundo. Puedes escribir lo que desees a pie de página, gracias.